Historias repetidas en el pop global: Estrellas surgidas en zona de conflicto

La promoción de un disco del que se espera demasiado siempre trae consigo alguna historia épica o redentora, que eleva a su creador o creadora a la categoría de mito. Y más si se elige seguir adelante con el plan inicial en este presente pandémico, tal cual lo hizo Dua Lipa con su reciente Future Nostalgia.

En ese caso, cualquier revelación fuera del proceso creador en sí, o de su contexto sociocultural, será considerada con mayor atención que si se filtrara en condiciones normales de sanidad.

Por eso pegó especialmente que la estrella pop de 25 años haya recordado en entrevistas recientes que su familia llegó a su ciudad de nacimiento huyendo de la guerra.

Más precisamente de la Guerra de Kosovo, un conflicto armado que se extendió entre 1998 y 1999, y en el que se enfrentaron la República Federal de Yugoslavia (compuesta por Serbia y Montenegro) y el grupo rebelde albanés de Kosovo, conocido como el Ejército de Liberación de Kosovo (ELK).

Dua Lipa trajo a colación su historia familiar cuando le contaba a The Guardian cómo se repuso del bombardeo de los haters.

Palabras más, palabras menos, dijo que si bien el éxito genera libertad y presión, a ella no le va la vulnerabilidad. “La gente casi me hizo sentir mal por mis logros, o no me permitía sentirme orgullosa porque me hicieron sentir que casi no los merecía”, diagnosticó en primer término, antes de recordar que sus padres (Anesia y Dukagjin) son inmigrantes musulmanes kosovares – albaneses que huyeron de Kosovo, devastada por la guerra, hacia el Reino Unido en 1992. Por eso ella nació en Londres en 1995 y vivió en esa ciudad hasta que sus padres regresaron a Pristina, capital de Kosovo, a sus tiernos 10 años.

12 YEARS INDEPENDENCE #njikombnjiflamur
pic.twitter.com/W6c8fLeDWR

— DUA LIPA (@DUALIPA) February 17, 2020

En esa ciudad recrudeció el amor de Dua Lipa por la música, y en la que tuvo el mayor acto de arrojo que se le conoce a la fecha: pedirle a sus padres que la dejen volver a Londres para cumplir el sueño de ser cantante. “Fue una época muy divertida para mí, aunque no tanto para ellos. Siempre he cantado, pero cuando volví a Kosovo, con 11 años, descubrí cuánto me gustaba ponerme delante del público. Ahí fue cuando me di cuenta de que no iba a tener muchas oportunidades de hacer lo que quería allí;_ese fue el momento en el que me dije me iba a dedicar a esto”, le contó a El País de Madrid de hace un par de años.

“Tenía una amiga que estaba estudiando en Londres, así que les dije ‘me voy a vivir con ella’. Así fue más fácil, pero me pasé mucho tiempo hablando por teléfono con mi familia”, añadió.

Así que padres emigrantes por una guerra, nacimiento en un hogar de refugiados y vida marcada por los vaivenes de la zanahoria del estrellato pop. ¿Qué son los haters ante eso? Nada, claramente.

Su decisión de marcharse de Kosovo y el hecho irrefutable de que se convirtió en una de las reinas del pop global de este tiempo, sin embargo, nunca le hicieron perder de vista a Dua Lipa de dónde viene. “Podés sacar a la niña de Kosovo, pero no a Kosovo de la niña”, supo tuitear la cantante, quien a su vez el año pasado se sintió movilizada al visitar niños establecidos en un campo de refugiados en el Líbano.

“‘Ninguna familia o niño elige abandonar su hogar, todos tienen sueños y merecen igualdad, un lugar para vivir, aprender y cumplir su potencial. Siempre confiaré en los niños porque son nuestro futuro y tenemos que cuidarlos. Me rompió el corazón, pero también me llenó de esperanza el verlos reír a pesar de las malas situaciones que han padecido’’, expresó en aquella oportunidad.

Lo de Dua Lipa es resonante porque su disco es uno de los más esperados del año. Pero lo cierto es que se repiten casos como el suyo en el pop del último tiempo.

Rita Ora protagonizó una historia casi idéntica, por coincidencia geográfica – histórica. Y M.I.A. y Kali Uchis supieron lo que fue crear belleza desde el caos. A continuación, revisamos esas reacciones artísticas ante el horror, la angustia y la incertidumbre.

Instagram @dualipa

Dua Lipa, Guerra de Kosovo

Su historia está desarrollada en la nota central. No obstante, van sus datos más significativos. Sus padres Anesia y Dukagjin huyen de Kosovo por la guerra y se establecen en Londres en los primeros ‘90. Dua Lipa nace en esa ciudad en 1995, pero 10 años después deciden volverse a Pristina, la capital de su país ya independizado aunque sin reconocimiento de Serbia. Dua Lipa no alcanza a vivir su adolescencia en la patria de sus padres, que también es la suya. Un fuego artístico interior le dice que debe volver a Londres, y se lo plantea a los padres con determinación. Éstos, en un gesto para destacar, aceptan que viaje para cumplir su sueño de popstar.

Instagram @ritaora

Rita Ora, Guerra de Los Balcanes

Su familia abandonó Kosovo en 1991, cuando ella era una bebé, en el medio del desquicio de la Guerra de los Balcanes, que encontró al país sometido a la autoridad serbia. En 1998, estalló la Guerra de Kosovo, que tuvo en un bando a la guerrilla independentista albano – kosovar. Tras cruentas batallas y un proceso de reconstrucción lento y tenso, Kosovo se independizó en 2008 y siempre tuvo a Rita Ora como referencia en el orbe pop.

De hecho, fue invitada en 2018 a los festejos por el 10° aniversario de esa autodeterminación. Al ser ungida como representante de Unicef dijo:“Usaré mi posición para apoyar a mi país y liderar campañas para ayudarlo en lo que sea”.

Facebook M.I.A.

M.I.A., Guerra civil en Sri Lanka

Ya desde el vamos marca una posición: M.I.A. significa Missing In Action (Perdida en Combate). Mathangi Arulpragasam, tal su nombre real, es refugiada política desde los 10 años. Nació en Londres, pero a los seis meses sus padres, ceilaneses, la llevaron a Sri Lanka, de donde huyó junto su madre y un hermano por el estallido de la guerra civil. Su padre, Arul Pragasam (más conocido como Arular, como el título del álbum de M.I.A.), era uno de los tres primeros líderes de la guerrilla tamil, los llamados Tigres de Liberación de Tamil Eelam (LTTE).

M.I.A. siempre aclara que más que terrorista, ella es portavoz del “genocidio” de la población tamil.

Instagram @kaliuchis

Kali Uchis, Conflicto colombiano

Como todas sus colegas mencionadas anteriormente, la familia de Kali Uchis también huyó de su lugar en el mundo a comienzos de los ‘90, aunque en su caso de Pereira, una ciudad de la zona montañosa del oeste de Colombia, y por un conflicto complejo en el que intervinieron el ejército, fuerzas revolucionarias, cárteles de droga y grupos parapoliciales. El destino fue Virginia, Estados Unidos, lugar de nacimiento de la artista enrolada como Karly Marina Loaiza. Kali Uchis mantiene su vínculo con Colombia. Es más, cada tanto acompaña en el reparto a su padre, productor de café.

dualipa_1586832977.jpg
ritaora_1586833147.jpg
maya_1586833528.jpg
kali_1586833707.jpg
El primer ministro de la República de Kosovo, Isa Mustafa, recibió a Dua Lipa en agosto de 2016. La reconoció por sus logros y por ser una imagen positiva del país. (Oficina del Primer Ministro de Kosovo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *