Lit Killah y una entrevista en cuarentena: “Es una locura ver cómo evolucionó todo”

Al momento de su entrevista con VOS, este posadolescente de 20 años está en Miami, Estados Unidos, imposibilitado de volver a su casa dos meses y medio de viaje (salió rumbo a los Spotify Awards, en México, y nunca volvió).

Y aunque por su notoriedad uno podría imaginárselo rodeado de placeres y pasatiempos en una cuarentena VIP, Lit Killah vuelve a ser Mauro cuando cuenta que extraña a su familia, a su gente.

“No me dejan volverme hace un montón. Estoy varado hace un mes. Me vine a Miami a grabar supuestamente pero apenas llegué a empezó la cuarentena, así que vine al pedo, je”, dice frustrado pero con un toque de humor. “Ahora me la tengo que bancar acá hasta que me den el ok para la repatriación. Lo peor es no saber cuándo vas a volver”, resume.

En paralelo, y en pleno aislamiento, acaba de convertirse en el primer músico argentino en editar un videojuego protagonizado por él mismo.

“Era algo que veía muy a futuro. A mí me gustan mucho los videojuegos y todo eso pero no lo veía tan cercano, pensaba que podía ser en cinco años, algo así”, dice sobre Lit Killah: The Game, que puede descargarse gratuitamente en las tiendas de Android e iOS.

“Una vez se lo comenté a mi manager y a la gente de Warner y al tiempo me propusieron hacer una aplicación, me contaron toda la idea y dije ‘obvio, sí, de una’”, comenta el músico en relación a este link directo con el universo gamer.

“Yo les di una idea general del juego, les dije lo que me gustaba y lo que no y quedó ahí. Un año y medio después me llamaron, me mostraron un demo y no lo podía creer, había quedado perfecto. Al toque craneanos una campaña para sacarlo, salió y por suerte al juego le está yendo súper bien, explotó en todos lados”, relata Monzón.

“En el juego, mi personaje se mueve mientras vos vas jugando, mientras vos vas tocando los botones baila y se mueve. Todos esos movimientos son reales, míos. Súper loco”, resume sobre el proceso de captura de sus propios gestos para darle vida al protagonista del juego, algo así como un Pump It Up virtual al ritmo de las canciones de Lit Killah.

“Me pusieron un traje que captaba los movimientos y no lo podía creer”, dice, con la inocencia de quien vive en tiempo real un sueño de infancia.

León enjaulado

“Trato de mantener la actividad, de escribir, de hacer un poco de freestyle para no perder la costumbre pero no te niego que se pierde un poco la motivación por el hecho de no tener nada acá”, comenta Mauro sobre su período de aislamiento en Miami, dando cuenta de los vaivenes emocionales que proliferan en estos tiempos, incluso con una carrera en franco ascenso.

“Pude agarrar muchísima experiencia y encima más rápido por estar las 24 horas del día trabajando para lo mismo”, reflexiona sobre su crecimiento en poco más de dos años de trayectoria musical. “Estás a full evolucionando constantemente en la música, en la industria, en el negocio, y en el conjunto de cosas que componen la carrera de un artista”, acota quien fuera figura en batallas de freestyle de El Quinto Escalón o El Campito Free.

Hoy, con una docena de singles editados (y una flamante canción a punto de ver la luz), Lit Killah es un nombre con sustento propio en el mapa de la música urbana a nivel latinoamericano.

-¿Cómo ves a esa generación a la que pertenecés y que alumbró al trap en Argentina?

-Yo siento orgullo. Cada puerta que uno abre ya queda abierta para alguien que viene después. En Argentina no existía ningún exponente urbano hasta que aparecimos nosotros y ahora hay un montón. Pensar que nosotros empezamos todos juntos, viajábamos 24 horas en colectivo a Salta, a Jujuy, a Ushuaia, y ahora yo estoy en Miami. Es una locura ver cómo evolucionó todo.

-¿Extrañas algo de esas épocas de viajes con grupo?

-Sí, prácticamente extraño todo de esos momentos, de las primeras veces. Eran momentos sin preocupaciones y de disfrutar al 100%. A cada evento que íbamos éramos 20, estábamos en el mismo total y boludeábamos juntos, era todo más juvenil. Antes yo no había salido de Buenos Aires ni en vacaciones. De ese tiempo se extraña todo, a full.

Tu amistad con Paulo Londra viene de esos tiempos. ¿Podés adelantar algo del tema que grabaron juntos?

-Adelantar mucho no puedo. Tenemos un tema juntos, eso sí lo publicamos en nuestras redes así que la gente lo sabe y lo pide un montón. Solamente hay que esperar, cuando menos se lo esperen vamos a largar ese tema y les va a encantar.

Relacionada. Lit Killah y el trap que pasó de las plazas a las grandes ligas.

Foto: Gentileza Warner Music
Foto: Gentileza Warner Music

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *