Volvió el rock en vivo en tiempos de pandemia: Fue en Jujuy, con una banda tributo a Los Redondos como protagonista

El sábado a la noche se realizó el primer concierto argentino en plena cuarentena. Tuvo lugar en la sala Zeppelin, de San Salvador de Jujuy, a sólo 48 horas de la aprobación de un anexo a la resolución Nº 44 del Comité Operativo de Emergencias (COE), que establece el protocolo para el rubro gastronómico.

De acuerdo a lo apuntado por Vía País Jujuy, ese anexo fue impulsado por un grupo de músicos locales encabezados por Juan Cruz Torres, José Simón y Daniel Cisneros, con el apoyo de propietarios de establecimientos donde habitualmente se presentaba este tipo de actividad hasta antes de la pandemia.

El Anexo IV del protocolo aprobado para el sector gastronómico permite la “actividad musical en vivo de solista, dúo o trío, siempre que el espacio físico lo permita, siendo que los músicos en escena puedan respetar la distancia recomendada de 1,5 metros entre ellos mismos” y aclara que se presentará “música en vivo sólo para público sentado, en ningún caso bailable”.

La banda que se presentó fue una parte de la conocida como Bravos Muchachitos, que hace versiones de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

La banda tributo, siempre de acuerdo a la crónica de Vía País Jujuy, se expresó en formato acústico.

La iniciativa de Torres, Simón y Cisneros fue bien recibida en el COE Jujuy porque estaba en línea con las normativas ya establecidas en general para los locales. “Y agregó normas específicas referidas a la actividad musical en vivo”, apunta Vía País Jujuy.

En Jujuy hace 40 días que no hay circulación comunitaria del coronavirus. (Vía País Jujuy)

Así las cosas, se estipuló el distanciamiento de los músicos en el escenario, quedando en tres el número máximo de artistas permitidos en escena.

Otros aspectos relacionados al protocolo tuvieron que ver con “la desinfección de los instrumentos y equipos; y cambio de vestuario de la ropa de calle por la que se usará en la actuación, entre otras medidas de bioseguridad”.

La programación de Bravos Muchachitos en Zeppelin, además, tuvo a su favor el hecho de que en Jujuy transcurrieran más de 40 días sin circulación comunitaria del coronavirus.

“Una vez que se pensó en la reactivación del sector gastronómico, cabía la posibilidad del regreso de la música en vivo para que los artistas retomen su actividad. Era un sector muy golpeado y que nadie tuvo en cuenta”, observó Cisneros.

A su turno, Saúl Salas, cantante de Bravos Muchachitos, expresó para Vía País Jujuy: “Teniendo en cuenta lo que está sucediendo, se llevó a cabo con éxito. Estoy muy contento por lo logrado. Hoy pudimos salir a tocar teniendo en cuenta la distancia, la higiene, todo lo permitido según las condiciones que puso el Gobierno”.

jujuy1_1589817692.jpg
Bravos Muchachitos ofreció un set acústico en la sala Zeppelin. (Vía País Jujuy)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *