CCI KIU publica “La Machine” por partes: “Me di cuenta de que el disco era flexible”

2020 tenía todo para ser un buen año en la construcción artística que viene desarrollando desde hace al menos un lustro la cantautora e intérprete Cecilia Quiroga, más conocida por su seudónimo CCI KIU.

Sin embargo, como en tantos otros casos, los planes cambiaron prácticamente sin previo aviso a partir de una pandemia que dejó a más de uno con un tablero armado para un juego que ya no es el mismo de hace tres meses.

“Fue algo muy shockeante. A nivel artístico y personal, fue algo que no esperaba. Estaba empezando el año re pilas, tenía listo ‘el disco de mi vida’ y era todo un desafío”, comenta ella, también tecladista de Raly Barrionuevo y especialista en combinar el arte de crear y grabar música con las nuevas tecnologías.

“Era el primer disco que hacía completamente sola, y además estaba todo el desafío de viajar a Buenos Aires, de llegar a trabajar con Tweety (González) en el estudio El Pie. Todo distinto. Fue un desafío desde lo rítmico, desde el estilo, desde cómo encararlo y con quién trabajarlo. Estaba muy contenta con el resultado, en febrero estaba masterizado ya. Lo había empezado a tocar en vivo para probarlo y todo”, asegura CCI KIU.

“Al principio no dimensioné lo que estaba sucediendo, me descolocó. Pero después me puse a pensar qué hacía y me di cuenta de que el disco era flexible”, dice sobre La Machine, un trabajo que finalmente está siendo revelado tema por tema (ya salieron tres) y será completado en septiembre, luego de que sus siete canciones vean la luz acompañadas de ilustraciones animadas y videos de la propia artista tocando en vivo.

Contexto

“Lo efímero pasó a ser parte de nuestra cotidianeidad. Toda noticia o novedad dura 48 horas y ya muere”, advierte la cantautora, que a partir de su trabajo con el histórico “cuarto Soda Stereo” también reflexionó sobre el modo de circulación que tiene la música actualmente, con lanzamientos nuevos apareciendo semanalmente.

“Cuando caí y le dije que quería hacer un disco me miró, me dijo ‘mmm, cordobesa, el disco ya no existe’, y me hizo pensar mucho. Ya hay artistas que sólo tienen singles”, dice CCI KIU, que resume el aporte de González como “toda la experiencia en un solo click”.

“Creo que ese mismo laburo lo podés distribuir en el tiempo y, en el caso de esta cuarentena, le podés dar a la gente un puñadito de esperanza o plenitud que le ayude a afrontar todo esto. Me parecía que eso tenía mucho más sentido”, comenta la música, que destaca el ida y vuelta con el público a partir de esta decisión de publicar a cuentagotas su nuevo material.

“Decidí darle más impulso a lo visual”, añade la artista, que trabaja con la ilustradora Rosal de Aquí y el animador Emanuel de la Fuente, y adelanta que la próxima canción que comparta tendrá una referencia más directa a este período de aislamiento social.

A gozarlo

Además del volantazo dado con el modo de lanzamiento, el tercer trabajo de CCI KIU se destaca también por su pertenencia al sello Goza Records, fundado por Barbi Recanati y Futuröck FM para publicar a artistas femeninas y de distintas disidencias.

Si desde lo técnico el aporte de Tweety González en la mezcla da cuenta de la ambición de la cantautora por acceder a un espacio de mayor legitimación dentro del frondoso universo del pop argentino emergente, que La Machine sea parte del catálogo de Goza resulta prácticamente natural.

Dada la propia militancia de CCI KIU por más espacios para mujeres y otras identidades en un ámbito que, pese a los cambios en marcha, sigue siendo predominantemente masculino, la plataforma feminista parecía la opción indicada.

“Quería ingresar a un mundo más indie, más pop, pero es todo muy hermético”, dice ella, que se acercó a otras discográficas y no encontró la respuesta buscada. Aunque eso le sirvió para que su proyecto encontrara el mejor contexto para desarrollarse también desde Buenos Aires.

“Unas amigas me sugirieron sacarlo por Goza, no se me había prendido la lamparita, por así decirlo. Y ahí dije ‘claro, es por Goza que tiene que salir’”, recuerda la artista.

“Tuve la mejor apertura, Barbi de entrada me dijo que sí y se re esmeró en explicarme paso a paso cosas que yo no sabía, como cuestiones de distribución digital”, acota la música, que también publicó por el sello el debut de GOL, el dúo que comparte con su colega Ana Belén Disandro.

“Estoy muy contenta con todo el resultado y por todo lo que se impulsa desde ahí. Es muy loco ser parte no solamente del catálogo sino de todo ese pensamiento político que está re fuerte hoy. Tener tu música ahí es un granito de arena para toda esa representación que buscamos”, sintetiza CCI KIU. Y cierra con una sensación que le durará mucho más allá del final de esta cuarentena: “Terminó saliendo todo mejor de lo que pensaba”.

Relacionada. #8M, al calor de las marchas: la música que acompaña los reclamos de género.

Foto: Gentileza Hermit Holmes

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *