Luis Pescetti: Los chicos tienen derecho a un ritmo propio en cuarentena

Creador de historias hermosas, por el humor, la tierna incorrección que lo caracteriza y el respeto a las niñas y los niños, Luis Pescetti se adapta a la cuarentena con un espectáculo que se podrá disfrutar el sábado 13, previa compra de la entrada por tickethoy. Entre tanta tarea doméstica, el ‘padre’ de Natacha contestó estas preguntas.

–¿Qué te pasa como artista frente a este modo de presentación virtual?

–Nada reemplaza al vivo real, en persona en el teatro, al contagio de la emoción, a la suspensión del mundo que es un teatro, al ritual de canto colectivo; porque en el teatro, uno como público, niño o adulto, “aprende” y se desayuna de cómo responder, de lo que se puede, de lo que se hace, de lo que uno inventa y contagia a los demás. Es una gran escuela el teatro. Pero eso es lo mejor cuando se puede. Cuando no se puede… esto, el vivo digital, es lo mejor. Entonces lo tomo así y le pongo ganas, porque es muy recio y muy seco dirigirse a un celular o una webcam, y no tener respuesta.

–¿Cómo sobrellevás la cuarentena, en lo personal, y qué ideas dispara este encierro inesperado?

–En lo personal, como cualquiera. Menos planchar, hago de todo. Lavo ropa, compongo, acompaño en las tareas a mis hijos, miro un contrato, le doy de comer a nuestra perra, respondo una entrevista, tiendo camas… y a veces en ese orden. Y las ideas primero fueron de sostener lo más posible la normalidad de nuestra vida, dentro de las nuevas reglas, y lo inmediato. Después, conseguí hablar con la gente de las bases militares en la Antártida Argentina, para saber de su experiencia en confinamiento, así como leí la de los astronautas.

–Siempre fuiste un interlocutor de los niños y niñas. ¿Qué te cuentan? ¿A qué le tienen miedo?

–No me llegó que tuvieran miedo. Están contentos de no ir a la escuela; pero ya dolidos por no ver a los amigos. Un chico depende de la vida social con pares. Creo que se podría asegurar con un riesgo mínimo un encuentro limitado: un niño, un amigo; y así evitar la de síntomas que están expresando.

–¿Estás componiendo?

–Escribo más que componer. La creación está aplicada a qué decirles a familias que están en cuarentena. Y lo llevo a la radio.

–Sobre la experiencia de hacer el programa en Radio Nacional ("El abrazo más grande del mundo", los domingos de 14 a 16), ¿la dinámica han ido cambiando?

–Me invitaron y el primer programa fue el 12 de abril. Yo había hecho 14 años de radio, hace tiempo en México y acá. Empecé con eso que sabía. Ya para el segundo cambié la interacción. Pues hacés radio como quien ofrece una ventana o una salida. Eso fue rotundo, incorporé muchas actividades físicas, otras de contacto, otras de ternura, y que manden fotos. Llegan imágenes hermosas de Estados Unidos, España, Alemania, toda Latinoamérica, especialmente México y Argentina. Las subo a mi página (www.luispescetti.com) para que la gente se vea en el conjunto de qué hacen, con quienes, así como pasa en el teatro, cuando podés ver a otros.

–Se dice que la pandemia es una oportunidad. ¿Cómo ves la incidencia de este momento de incertidumbre en el futuro?

–Te lo respondo como metáfora: ocupó el lugar de una gran guerra. Ya hubo guerras mundiales, no es la primera vez que se para el mundo. Nuestra normalidad, la que conocíamos, es la sobreviviente de experiencias enormes y duras. Esto paró el mundo, sin batallas horribles. Obligó a elegir lo imprescindible. Luego vendrá una nueva normalidad, como vino esas veces.

–¿Qué mensaje querés transmitir a los chicos y sus familias de Córdoba que te siguen?

–No tengo uno especial para los niños de la querida Córdoba. El mismo que para todos: salvo muy muy extremas excepciones, que son, por suerte, las muy menos, les diría que lo que sea que les pase sepan que es casi seguro que no son los únicos. Que no se angustien por pensar que se sienten así o asá y son los únicos. Que si la escuela exige de más, sepan que tienen derecho a decir: puedo esto, lo otro no; hasta aquí puedo. Y que el derecho a exigir un ritmo propio va junto con saber que trabajar nos sostiene. Que disfruten todo lo que puedan y que hagan caso a estos diez consejos que di en la radio y resumió una oyente.

El instructivo propone: hacé una lista de actividades; realizá una rutina de movimientos y ejercicios; hablá sobre lo que te estresa; llevá un diario, dejá una huella de cada día; tomate un tiempo para conectarte; hacé rutinas de entretenimientos; evitá estar pegado a la tele; sé empático, ofrecé ayuda; cada día agradecé por algo que pasó en el día.

Luis Pescetti. Concierto exclusivo online. Sábado 13 de junio a las 17. Vía streaming. Valor acceso familiar: $500 + costo de servicio: $50. En: bue.tickethoy.com/entradas-musica/luis-pescetti-online-en-live-streaming

El cantautor crea juegos y canciones para combatir la cuarentena en familia. Gentileza Luis Pescetti.
Consejos útiles para superar los días de encierro. Gentileza Luis Pescetti.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *