Antonio Birabent: Estoy acostumbrado a que mi casa sea mi refugio

"En mi casa escribo, compongo, hago música, grabo. Si bien después de cuatro meses por supuesto que el ánimo no es el mismo y fluctúa, tengo muchas cosas para hacer acá y estoy acostumbrado a que mi casa sea mi refugio", arranca Antonio Birabent la charla por Zoom, desde su casa.

Desde allí emitirá un concierto por streaming este viernes, a las 22.30, titulado "Concierto y palabras caseras", en el que presentará su nuevo disco
El interior del volcán
. Las entradas ("butacas virtuales" como las llama) están a $ 400, en la plataforma de Plateanet que también transmitirá el evento.

–¿Cómo te llevaste con los contenidos artísticos en esta cuarentena?

–No he sido público de casi nada, ni de música, ni de series. La energía me ha dado por suerte para concentrarme en lo propio: el ámbito doméstico, mi hijo, la comida, el orden (más o menos), música y escritura. Concreté el disco El interior del volcán, avancé en un disco con mi padre, ultimé detalles de un disco que grabé el año pasado, estoy terminando de planear el disco de mi banda nueva Las lenguas muertas, escribo cuentos cortos, armé un podcast. He tenido energía para hacer lo mío y punto.

–No te tomó por asalto la imposibilidad creativa, que a otros afectó emocionalmente en la cuarentena…

–Voy a se diplomático. Cada uno tiene un tiempo, de todas formas eso que mencionás lo comprendo. Hay días en los que no soy capaz de hacer nada, me siento en pausa, como la canción Mente y corazón, de la que hicimos un video. Me siento en pausa. Estamos en un tiempo extraño, el reloj corre de otra manera. Hay días en los que estoy desolado. Pero será que la produccción me tiene en algo concreto y real. Y eso también es un antídoto.

–En "El interior del volcán" hay una canción que repite la idea "Todavía estoy llegando", una interesante manera de posicionarse en la vida artística…

–La escribí sintiendo que me moría, llegué a casa con un dolor tremendo y dejé la puerta abierta por si tenían que entrar. Y después descubrí que era la mente la que me daba esa mala información, que todavía estaba llegando, que tenía muchas cosas por hacer. En el disco hay otra canción que tiene mucho que ver con Córdoba, adonde voy hace casi 20 años a traslasierra varias veces. La canción se llama El interior, habla de de esta situación tan argentina y extraña de que hay personas que declaran que son "del interior". Cuando volví a vivir a Argentina tardé en entender qué significaba que un cordobés y un marplatense se denominaran así. Pensaba "¿yo soy del exterior"?". A partir de una historia amorosa, hablo de esta cosa tan particular.

Sobre el concierto de este viernes, adelanta: "Espero que no sea solo un concierto de música, espero que haya conversación, voy a leer algunas cosas, adelantar cosas que estoy grabando y, por supuesto, cantar. Va a ser un concierto especial, claro. Entre las diferencias que tiene con un concierto tradicional, hay varias. Una es que alguien desde Córdoba, por ejemplo, podrá seguirlo. Otra es que esta frialdad evidente puede transformarse en algo sensible y directo: si yo miro la pantalla me dirijo a un ojo, a una persona".

Antonio Birabent (Gnetileza Vero Manso)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *