Entrevista a Gabriel Pedernera, el artista más nominado a los Gardel: Quiero ser una persona confiable

Con sus 11 nominaciones a los premios Gardel, Gabriel Pedernera es el artista argentino más nominado a la próxima edición de los principales galardones de la industria musical nacional.

El reconocido baterista y miembro de Eruca Sativa recibió cuatro postulaciones junto a sus compañeras Brenda Martin y Lula Bertoldi por Seremos primavera, flamante sexto disco de la banda. Pero también fue parte de las ocho recibidas por Lebón & Co., el disco de reversiones que produjo junto al legendario guitarrista de Serú Girán.

De esas 12 menciones (Pedernera se adjudica 11, porque dice no tener nada que ver con la candidatura a mejor diseño de portada recibida por Lebón & Co.), el cordobés destaca las correspondientes a álbum del año y a productor del año, donde participa por partida doble por sus créditos en Seremos primavera y en el proyecto de rescate de algunas de las canciones más destacadas de la carrera del también ex Pescado Rabioso y Polifemo, entre otros.

–Debe ser un momento muy especial, de mucho reconocimiento…

–La verdad que sí, porque más allá de las nominaciones he recibido muchos mensajes de mucho cariño por parte de colegas, y eso también es como un mimo lindo. Para mí también es muy especial la posibilidad de haber entrado por primera vez en la categoría de álbum de año, el Gardel de Oro. Y tengo la suerte de que esa primera vez sea doble, tanto con el disco de David Lebón como con el de Eruca.

–Las nominaciones resumen buena parte de tu 2019. ¿Cómo recibís ese doble reconocimiento?

–Más allá de haber tenido otros proyectos que también fueron importantes, Lebón & Co. y Seremos primavera son dos discos a los que les puse mucho tiempo de trabajo y mucho amor, entonces recibir este impulso por parte de la industria es hermoso. Por supuesto que con Eruca me pasa algo muchísimo más especial porque son mis canciones, es como mi casa. Para mí es muy distinto producir el disco de un artista X que estar de repente pensando una canción con la guitarra y que la nominen, como el caso de Seremos primavera. Me pega desde otro lugar. Además este es un disco muy desprejuiciado, fue toda una decisión hacer un disco así, una declaración artística. Y el hecho de que tenga este reconocimiento, de que esté en ese lugar y en esa vidriera, significa que nuestra intuición nos llevó por un buen camino.

Pasado, presente y futuro

Pedernera es desde hace tiempo uno de los bateristas más reconocido del espectro del rock y el pop argentino. Su trabajo como productor, en cambio, todavía no había sido destacado de la misma forma. Por lo que esta catarata de nominaciones también es la posibilidad -para muchos- de conocer un poco más sobre la labor que viene realizando este músico devenido en cerebro detrás de la consola.

Para Lebón & Co., Pedernera fue convocado para rejuvenecer el legado de uno de los nombres más rutilantes de la historia del rock nacional junto a invitados ilustres como Fito Páez, Andrés Calamaro o Julieta Venegas. Definitivamente, una tarea bastante diferente a la de trabajar con sus compañeras de banda desde hace varios años, con las que acompañó a Lebón en una electrizante lectura de Dos edificios dorados.

–¿Cómo fue el proceso de trabajo de “Lebón & Co.”?

–Damián Amato, de Sony, me incorporó al proyecto porque quería renovar el sonido de estas canciones pero sin que se convierta en algo muy forzado. No es que quería que David hiciera reggaetón y trap, sino buscar un sonido que tenga que vez más con esta época. Estuvo todo el tiempo esa idea de trabajar mirando al pasado pero también con una pata puesta en el futuro. Para mí fue un desafío armar una estrategia y un plan de laburo. Logísticamente fue un disco desafiante, con doce canciones con invitados. No solo desde lo musical hay que plantear un universo para cada una de ellas, sino también desde lo anímico, para que David no se aburra de grabar o escuchar una canción que tiene 40 años. Hicimos una selección fina del repertorio, después asignamos un invitado a cada una y por suerte todos estuvieron muy contentos con la selección. Algunos nos dijeron que habíamos elegido su canción favorita desde que eran niños, fue algo medio mágico desde lo musical. Lo más importante es que para cada una de las personas que estuvieron ahí, y para David, fue una experiencia inolvidable, ellos la pasaron realmente muy bien. Todo nuestro trabajo fue que para ellos pudieran pasar un buen momento y creo que eso queda plasmado en el disco.

–Siguiendo esa línea, ¿cuál es tu concepto del rol de productor?

–Yo tengo una visión que puede ir cambiando con los años, pero hasta ahora lo que he ido recolectando es que lo que quiero ser es una persona confiable. A mí me parece que hay una gran parte del trabajo de un productor que tiene que ver con que el artista sienta que puede confiar en vos, que no tenga problema de plantearte alguna u otra cosa y que podemos de manera conjunta ir buscando lo que sea mejor. El trabajo tiene que ver más que nada con eso, con poder leer y ayudar desde donde se pueda para que ese artista pueda llegar a donde quiere. A veces uno como artista cree que quiere algo, pero en verdad lo que quiere es otra cosa. La habilidad del productor está en saber eso, y que el mismo artista se reconozca y diga ‘claro, esto era lo que yo quería’.

–A la hora de trabajar con Eruca Sativa, ¿cómo se distribuyen esa función entre vos, Lula y Brenda?

–Me apoyo mucho en mis compañeras. Tienen una visión muy impresionante de la música, son grandes productoras ellas. Entonces me sirve a mí apoyarme en ellas para tomar ciertas decisiones. Aprendo mucho trabajando con Brenda y Lula, son muchos años juntos. De hecho debería pagarles a ellas un porcentaje de mi trabajo de producción por todo lo que me han enseñado (risas).

Virtualidad

Mientras espera lo que pueda suceder con el Luna Park agendado el 17 de septiembre por Eruca Sativa para presentar Seremos primavera, Pedernera transcurre la pandemia apostando a las posibilidades de la tecnología.

Como en mayo y en junio, el domingo 19 del corriente llevará adelante la tercera edición de “La canción manda”, un seminario online en el que el productor comparte una sesión de trabajo mediante una pantalla en común con sus asistentes virtuales.

–¿“La canción manda” refleja tu visión respecto al lenguaje de la música grabada?

–Está todo relacionado, es mi forma de verlo. Para mí la música y la canción están por encima del resto. Si una guitarra sale 100 o 5.000 dólares y la canción no está buena, no sirve igual. Si grabás con un micrófono de Sinatra, de 18 mil dólares, o con el micrófono que usa tu primo para jugar online… Lo que importa no es el micrófono, lo que importa es cómo cantás y qué cantás, qué me estás diciendo. Yo toda la vida prefiero un buen disco que suene malísimo, que un disco horrible que suene bien. Evidentemente la música pasa por otro lugar. No es como una apología al home studio esto, pero sí una revalorización de lo que importa. Hay muchas de las decisiones que tomamos con los ojos, y para mí las tenemos que tomar con los oídos. Este seminario es poner en valor eso. Y es un flash porque al principio es medio frío, no es ni como dar una clínica, ni una clase, ni un show ni una entrevista: no tenés respuesta alguna más que un chat. Pero fue tan lindo lo que se generó que apenas terminamos dijimos ‘esto está buenísimo, hay que hacerlo para siempre’.

Seminario

La tercera edición de “La canción manda” se realizará el domingo 19 de julio. “Abordaremos una canción por cada encuentro, desde la primera idea o el primer demo hasta la mezcla, pasando por todos los procesos y analizando el porqué de las decisiones tomadas a lo largo de la producción hasta llegar al resultado final”, explica Pedernera. Valor del seminario: $ 900. Accesos disponibles en gabrielpedernera.com.

INstalado en Buenos Aires desde hace años, el músico valora el impacto palpable de la música argentina a nivel continental (Gentileza Gabriel Pederenera).
Pedernera en pleno trabajo junto al ex Serú Girán (Gentileza Gabriel Pedernera).
Pedernera es uno de los productores jóvenes que más se ha destacado en el recambio generacional de referentes que vive la industria (Gentileza Gabriel Pedernera).
En "Lebón & Co." y "Seremos primavera", el baterista de Eruca Sativa también trabajó como productor e ingeniero de grabación (Gentileza Gabriel Pedernera).
Pedernera en pleno trabajo junto al ex Serú Girán (Gentileza Gabriel Pedernera).
Pedernera es uno de los productores jóvenes que más se ha destacado en el recambio generacional de referentes que vive la industria (Gentileza Gabriel Pedernera).
Instalado en Buenos Aires desde hace años, el músico valora el impacto palpable de la música argentina a nivel continental (Gentileza Gabriel Pederenera).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *