Alberto Plaza: Si nos quedamos inactivos, está el riesgo de desaparecer

"Hoy la música se entrega de una manera distinta", asegura Alberto Plaza en diálogo con VOS tras lanzar
Como la luna llena vas,
una canción que fue grabada semanas antes de que se desatara la pandemia mundial y que se suma al extenso repertorio del cantautor chileno, aunque no estará plasmada en un formato físico. "Hace un tiempo anuncié que no iba a hacer más discos, a menos que fueran discos conceptuales, de homenaje a algo, o mis canciones hechas en algún estilo en particular. Se acabó el CD, el formato digital permite ir entregando canciones individuales", analiza.

Como la luna llena vas es "como una bachata", cuenta Plaza, quien se declara un gran simpatizante de este género, con algunas excepciones. "Soy admirador de la bachata de Juan Luis Guerra, de la que tiene un texto bonito, poético, no de esa que degrada el texto y trata a la mujer como un objeto sexual. Soy de los que creen que hay que mantener la poesía en las canciones, siempre se agradece una canción inspirada en lo más alto del espíritu humano", aclara.

"Hay una parte de la música, particularmente el reggaetón y la bachata, que brinda mensajes que confunden mucho a los niños y a los jóvenes. Sus letras están muy fijadas en el cuerpo y en el sexo, pero eso está cambiando. Siento que hay un aire de hastío con esa música que apela sólo al erotismo y a la sexualidad, están apareciendo artistas jóvenes que muestran una faceta más espiritual", apunta, esperanzado. Y afirma: "Soy un convencido de que el arte está llamado a elevar el espíritu humano, por eso soy porfiado e insisto en la poesía, en la belleza y en el respeto".

–En 35 años de carrera, ¿experimentaste alguna vez un receso tan marcado como el que obligó a hacer esta pandemia?

–Jamás. Si hice una parada en algún momento, fue voluntaria, para ponerme a componer, pero nunca me pasó que me fuera impuesta. Cuando estaba en la compañía Emmy, tenía un ritmo de composición, lanzaba un disco cada dos años, más o menos, y tenía ciclos de acción. Componía, grababa y salía de gira. Cuando escribía, me encerraba. Me gusta aislarme, iba a un lugar solitario, pero eran retiros voluntarios, y nunca más de un mes, esto que pasa ahora es ciencia ficción, es una imposición, los comportamientos de las distintas autoridades de los distintos países son muy diferentes. Se produce una especie de psicosis colectiva que hace que sea cada vez más difícil que se normalice todo. Creo que nuestra actividad, la música, los espectáculos en vivo, van a ser los últimos en recuperarse de esto. Nos va a costar mucho que la gente vuelva a los espectáculos con normalidad.

–¿Sufrís de abstinencia de los escenarios?

Bueno, todo tiene dos caras en la vida. Estar más tiempo en casa te permite disfrutar de la familia. Uno se vuelca a otras actividades y dirige la atención hacia otras emociones, pero evidentemente estamos todos esperando volver a encontrarnos con el público.

–Hay quienes aprovecharon este impasse en la rutina para reconectarse con actividades que habían dejado hace tiempo o para incursionar en nuevas. ¿Cómo fue en tu caso?

–Personalmente, me encontré con uno de mis hobbies favoritos, la carpintería. Tengo mi carpintería con mis herramientas y mis materiales, y me he dedicado a hacer algunos muebles. Me he mantenido muy entretenido, creo que es muy importante combinar el trabajo intelectual, como la creación de canciones, con el trabajo físico. Disfruto mucho haciéndolo.

"Le hice un perchero bien bonito a mi hija para que cuelgue sus disfraces, algunas cosas de decoración para la casa, una mesita…", apunta. Pero en este disfrutar de la vida hogareña y dedicarles más tiempo a sus hobbies, Alberto también abrió otros canales de comunicación con su público. Todos los lunes, a las 23 (hora argentina), realiza desde su cuenta oficial de YouTube el programa Plaza en tu casa, donde repasa algunos de sus éxitos y dialoga con sus seguidores.

"No nos podemos quedar inactivos, hay que moverse porque está el riesgo de desaparecer, uno puede irse rápidamente a la inexistencia si no sigue comunicándose", detalla el artista, quien en sintonía con este pensamiento trabaja en lo que será su primer show por streaming. Aunque aún este espectáculo se encuentra "afinando detalles", Plaza asegura que se concretará en los próximos meses.

"Mi agenda no se va a reactivar hasta el próximo año. Ahora estamos resistiendo con ahorros, y con lo que podamos generar en otras fuentes. Y si el día de mañana me encuentro haciendo muebles para subsistir… no va a ser un problema", bromea, pero sin renegar de que su chiste puede llegar a convertirse en realidad. "Hay que ser muy abierto, humilde y sencillo, y decir: 'Bueno… si el día de mañana toca cambiar de actividad, tocará'", precisa.

"La música siempre será una necesidad del ser humano, el arte es una necesidad, la gente no puede vivir sin música y sin arte, se le seca el alma. Independientemente de lo que ocurra, los artistas tenemos que seguir haciendo arte. Claro que la supervivencia está primero y requiere de atención urgente a los problemas más básicos para poder comer, pero junto con lo material el ser humano también necesita un suministro fundamental del arte en todas sus formas. Algunos tomarán la música, otros la poesía, la literatura, la danza, el cine, lo que quieran, pero todos recurren a alguna de las artes para alimentar el alma, y eso no puede parar", reflexiona.

plaza_1_1599145420.jpg
plaza_2_1599145514.jpg

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *