Pedro Aznar amalgamó la vieja y la nueva realidad con oficio y excelencia

Luego de varias transmisiones de entrecasa, siempre impulsadas para acompañar al que lo necesitara en tiempos de pandemia, Pedro Aznar saldó el sábado a la noche la deuda que mantenía con el público y con él mismo en el formato online.

El solista debutó en el mundo streaming con banda completa, y de acuerdo a sus gestos al comienzo, durante y al final, se siente como pez en el agua en el formato.

El exmiembro de Serú Girán comenzó puntual con Mientes, un tema pop categórico que, pese a su inmediatez, no inhibió un solo extenso de bajo.

Al terminarlo, Aznar blanqueó los propósitos de su oferta: dijo que imaginaría a los presentes en el recinto en el que tocaba para recrear la cercanía de la vieja normalidad, aunque al toque invitó a todos a interactuar con vía Twitter.

Propuso como vía de contacto al hashtag #PedroAznarEnCasa, que se convirtió en trending topic inmediatamente.

Pedro se paseó por todos los rincones de su obra multifacética (llegando, incluso, a sonar cercano al heavy metal en Sol de California). Lo hizo explicando el impulso creativo que permitió que cada canción sea la que es, y alternando en la ejecución bajo, mandolina, contrabajo eléctrico, piano y guitarra acústica.

En el momento de darles un marco a sus temas, sobresalieron las historias en torno a Rencor y Nocturno suburbano. Con respecto al primero, se refirió a ese sentimiento dañino y circular que suele puede apoderarse de nosotros y que no nos permite avanzar en el amor.

Y con respecto al segundo, hizo un interesante desarrollo sobre las contradicciones que lleva consigo la idealización del barrio. En ese momento, hizo chocar la melancolía que empuja a volver a ese contexto de casas bajas y cielo eterno con la necesidad de irse para evitar quedar estancado.

#PedroAznarEnVivo Gracias, muchísimas gracias pic.twitter.com/M5JSVbMtBX

— Karina (@karinacorellaes) September 20, 2020

Más allá del respaldo conceptual del repertorio, Pedro también pidió por una Ley de Humedales y lamentó lo ecocidios provocados por el hombre.

Sorprendió Aznar con una versión de Los dinosaurios de Charly García, su socio eterno, a la que complementó en el bloque de relecturas con Shape of my heart (de Sting), Karma Police (de Radiohead) y A primera vista (de Chico César).

Todo, por supuesto, fue ejecutado con esa mezcla de sofisticación y soltura que se le conoce y que la banda de acompañamiento sabe espesar.

Pero no sólo Federico Arreseygor (teclados), Julián Semprini (batería), Coqui Rodríguez (guitarras) y Diego Sánchez (percusión) acompañaron a Pedro en esta movida. Vía pantallas, mostró a sus gatos desde su casa.

pic.twitter.com/df4PjKA5d9

— Pedro Aznar (@Pedro_Aznar) September 20, 2020

Fue el momento Bohemian Rhapsody de la noche, ya que los felinos tenían el mismo gesto que los gatos de Freddie mientras Queen ofrecía su emblemático show en Wembley.

Según información oficial, el concierto de Pedro Aznar quedará disponible on demand desde este lunes 21 de septiembre. En la plataforma suenaenvivo.com.ar.

La lista

Mientes

Par

Rencor

Sol de california

Como un león

Refugio

Cuando se fue

Si no hablamos

El espinero

Mientras

Dejando la tormenta atrás

En espejo

Nocturno suburbano

Última pieza

Fugu

Dicen que dicen

La trampa

Tangó putain

Los dinosaurios

Quebrado

Shape of my heart

Karma police

A primera vista

La pregunta

Pedro Aznar se sintió muy cómodo tocando para cámaras. (Captura de pantalla)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *