Chango Spasiuk: Es un momento para ejercitar la empatía más que nunca

Charlar con el Chango Spasiuk, se sabe, es toda una experiencia. El músico misionero siempre invita a la reflexión y comparte sentires profundos, tal como esos sonidos que emanan de su acordeón. En este contexto de pandemia y en la antesala de lo que será este miércoles su primer concierto vía streaming junto a su banda para celebrar su cumpleaños 52, el intercambio cobra otro sentido y lo ideal es dejarse llevar.

"Lo más parecido al streaming fue alguna transmisión desde mi casa por redes, que en este momento son una herramienta importante. Ahora será el reencuentro después de varios meses con parte de la banda, ya que se va ser una formación de cuarteto", introduce Spasiuk quien se preocupa por nombrar a todos los músicos que van a participar: Pablo Farhat, Diego Arolfo y Marcos Villalba. Como si ese compartir fuera tan o más importante que el concierto mismo.

Luego completa y brinda un detalle distintivo con respecto a otros streaming: "Vamos a tocar mucha música, los temas que me están pidiendo. La idea también es interactuar con la gente a través del chat e incentivar al público a que entre más temprano para compartir material inédito que vamos a subir allí mismo antes del concierto".

–Hablabas de las redes como una herramienta. Para muchos se convirtió en una especie de catarsis en estos meses. ¿Cómo es tu relación?

–Es tremendo lo que está pasando con las redes. Anoche justamente vi el documental El dilema de las redes sociales, realmente lo recomiendo. Lo que pensaba es que si se puede ver en una plataforma tan comercial como Netflix entre Cobra Kai y cualquier otra serie, entonces habrá que pensar en que la gravedad del tema es mucho mayor, incluyendo tantas cosas que desconocemos. Las redes son una manera de estar en contacto y más cuando no sos una persona masiva. En mi caso, me ayuda a comunicar lo que estoy haciendo. Nada más.

–¿Qué expectativa te genera el streaming? ¿Lo ves como una salida a mediano plazo?

–Vamos a probar, es una herramienta que está apareciendo sobre todo en el sentido laboral. Monetizar ese concierto en este contexto tan difícil. Es una dinámica nueva tanto para el que tiene que sacar la entrada como para mí, que junto a un equipo técnico estamos trabajando para que salga lo mejor posible. Todo esto que te está pasando realmente te empuja a hacer tu parte, que es tener la responsabilidad comunitaria del aislamiento de evitar una mayor circulación del virus y también a pensar agresivamente nuevos formatos e ideas para tratar de trabajar. Todos estamos en ese proceso, seguramente le encontraremos alguna vuelta: empecé a dar clases por Zoom, me encanta; voy a relanzar mis discos en las plataformas, por ejemplo varios discos que no estaban en Spotify o el que que grabé en Noruega el año pasado va a salir en octubre en Argentina (Hielo azul tierra roja). Este tiempo me sirvió para organizar todo eso. Como la situación de los músicos es muy frágil, uno se siente empujado a buscar alternativas.

–Justamente te preguntaba lo del streaming por esto que marcás, que tal vez no es accesible para todos los músicos.

–Ni es tan accesible ni es tan redituable. Toda esta situación te hace ver la desconexión comunitaria que tenemos. Sectores hiperactivos como la televisión podrían tener un gesto y pasar mucha más música argentina para que por lo menos este sector tan golpeado pueda percibir más ingresos en derechos de autor o de intérprete. Ni siquiera una situación tan crítica como esta puede hacer que cambie la sociedad en este sentido. Y esto va más allá de las cuestiones políticas, es una cuestión de empatía. Lo de la música en televisión es un pequeño ejemplo dentro de un montón de cosas. Por supuesto que también hay un millón de gestos hermosos, pero estaba haciendo hincapié en lo que se podría cambiar. Es un momento para ejercitar la empatía más que nunca y salir de la discusión binaria.

–Siempre fuiste un generador de belleza musical. ¿Pudiste abstraerte de todo esto y ponerte a componer?

–Cuando empecé a transmitir por las redes no tenía una buena cámara, entonces consulté con mi ingeniero de grabación y me fui equipando bastante bien. Después vi todo lo que tenía en el living de mi casa y me di cuenta de que ya me podía poner a grabar un disco. En mayo, arranqué. Me puse a tocar el acordéon, el piano, a leer poesía. Estoy con ese proyecto, grabé un montón de canciones. En un principio iba a ser solitario, pero también me di cuenta que estaba aislado más no desconectado. Contacté músicos del mundo que conocí en los últimos años que me fueron mandando las pistas. Para mí es toda una novedad grabar un disco en mi casa, un gran aprendizaje. Vengo de una generación para la que grabar era ir un estudio y encontrarme con los músicos. Pobre mi familia que dejé intervenido el living de la casa… Nunca tan aislado pude estar más conectado.

StreamingChango Spasiuk se presenta este miércoles desde las 21 por Ticketek Live junto a Pablo Farhat (violín), Diego Arolfo (voz y guitarra) y Marcos Villalba (percusión y guitarra). El concierto quedará disponible para ver en la plataforma por algunos días más. Entradas desde $ 550 en ticketek.com.ar. Se invita a conectarse una hora antes del concierto para compartir material inédito del músico misionero.

Chango Spasiuk celebra su cumpleaños 52 con un concierto especial. Foto: prensa Chango Spasiuk.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *