“Todo un desafío”: la orquesta de tango y un regreso por “streaming” con poesía y voz de mujer

En el plan de reactivación de los elencos oficiales de la Provincia en medio de la pandemia que paralizó fuertemente la actividad cultural, por estos días le tocó el turno del regreso a la Orquesta de Música Ciudadana: tras más de seis meses sin actividad presencial, el conjunto dirigido por Damián Torres volvió a juntarse y grabó un concierto que se presentará este sábado en modalidad virtual.

La orquesta había sido, precisamente, la encargada de realizar la apertura oficial de la temporada del Teatro del Libertador allá a principios de marzo, con un homenaje a compositoras contemporáneas y en vísperas del Día de la Mujer. Ahora, la vuelta en el mismo recinto será con un concierto dedicado a la obra de Eladia Blázquez, una creadora fundamental en el género ciudadano y ligada a la corriente llamada “vanguardia del tango”, que sobresalió en la década de 1970.

“Con una temática nueva y con un lenguaje actualizado, impactó en un público amplio, no necesariamente tanguero", sintetiza el investigador Julio Nudler acerca de la compositora de Honrar la vida, un tema que se convirtió en un verdadero himno de nuestro cancionero.

Una vez más, la gran protagonista será la voz de Mery Murúa, quien desde hace dos años se desempeña como solista de la banda, tras ser nombrada en septiembre de 2018 en ese cargo que había ganado dos años antes por concurso público, y respaldada por una gran trayectoria como cantora dentro del panorama de la música popular argentina.

Tras participar en estos meses de varios videos grupales, como el de la versión de Zamba para no morir, de Argentina Canta, el tema inédito a modo de homenaje para Sonia Torres, además de una cautivante participación en el recomendado disco Nuestras voces, con grabaciones a capela de cantantes de todo el país y un concierto de alta factura junto con Horacio Burgos en el ciclo por streaming de Río Arriba, Murúa afrontó este regreso de la orquesta con satisfacción por el reencuentro con sus compañeros y con una inevitable sensación de extrañeza.

"Fue muy raro cantar para un teatro vacío, la verdad es que una no lo tiene incorporado en la cabeza", comienza contando la cantora. Luego amplía: "En los ensayos habitualmente estás dispuesta más circularmente a la emisión del sonido, mirando a la orquesta. Ahora por supuesto mirábamos al frente y veíamos las butacas sin gente. Tuve que recurrir a imágenes que tenía guardadas de conciertos anteriores, donde veía caras de personas que aprecio mucho o el público que acompaña siempre a la orquesta, y también tratar de tener la calidez del aplauso en mi mente".

Añade que hubo también algunas situaciones favorables, como tener un sonido sobre el escenario que brindó una posibilidad de una escucha "muy linda y orgánica", y recalca lo extraño del reencuentro con sus compañeros. "Fue muy raro no poder darles un abrazo, es algo que me sigue costando acomodar en la cabeza y en el corazón", señala sobre los cuidados en los que estamos inmersos en estos tiempos.

El concierto, que se podrá ver desde este sábado a las 21 por el canal de YouTube Cultura CBA y por el Facebook de la Agencia Córdoba Cultura (luego quedará subido en ambos espacios), tendrá como cantante invitado a Claudio González, en reemplazo del otro solista, Gustavo Visentín.

Sobre la figura de Eladia Blázquez, Murúa la destaca sobre todo en su faceta como compositora. "Es la presencia más fuerte compositivamente hablando en la música ciudadana. Cuando escucho sus temas, me pasa algo similar a lo que me genera la obra de María Elena Walsh para adultos. Es esa poesía impregnada de hollín, de cemento y de humedad, así como Buenos Aires. Para mí, que soy una persona con rasgos muy del interior y con una historia más vinculada al campo, abordarla es todo un desafío", explica la cantora nacida en Cruz del Eje, quien se desempeñó por muchos años como maestra rural y desde hace un largo tiempo reside en Unquillo.

Siguiendo con esas sensaciones, amplía: "Es figurarme en esos paisajes y en el amor a algo que yo no he curtido desde niña. Por eso, traté de no atarme tanto a los fraseos y a las versiones ya escuchadas para darle una impronta propia. En ese sentido, hay una gran labor hecha por Damián y por los arregladores de los temas para que pueda desandar esa obra muy libremente”, dice sobre el trabajo de Torres, de Saúl Consentino y de Octavio Brunetti, los otros responsables de los arreglos.

Para cerrar, redondea: "Es un espectáculo que tiene una gran calidad porque los arreglos han sido interpretados respetando mucho la intención con la que Eladia tocaba el piano. Además, salvo Sin piel, son todas obras de estreno".

Mery Murúa al frente de la Orquesta de Música Ciudadana. Cita imperdible. Foto: Agencia Córdoba Cultura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *