Entrevista a Soledad: “Estoy en el mejor momento de mi vida”

Cuadro de situación: Soledad está en un Zoom con periodistas de Latinoamérica para hablar de Parte de mí, su nuevo disco, y en un momento suelta “Estoy en el mejor momento de mi vida; no es porque sea primavera, pero puedo decir que estoy floreciendo de nuevo”.

La confesión se oye contundente, y se impone a las condiciones de producción de la obra. Que no son poca cosa, ya que hablamos de varios productores y compositores, otros tantos invitados, y de la sensación palpable de mucha expectativa en relación al lanzamiento con el que la santafesina quiere celebrar sus 40 años.

Una situación casi calcada a cuando se la quiso internacionalizar con producción de Emilio Estefan (Yo sí quiero a mi país, 2000), sólo que aquí es ella misma la que relevó los procesos creativos para acompañar con fundamento el renacimiento revelado arriba.

“El disco resulta de una búsqueda que emprendí hace varios años. A vos no hace falta que te explique todo lo que ocurrió en mi carrera en estos 25 años, por lo que vas a entender que Parte de mí tiene que ver con un renacimiento artístico”, dice Soledad ya en contacto exclusivo con VOS.

“Necesitaba tomarme el tiempo para disfrutar un disco desde todas sus instancias. Desde no ir a las corridas a un estudio y en medio de giras, hasta escuchar las canciones más de una vez. En este disco me pasó que me levantaba con ganas de cantar e iba a grabar. Y de repente me llevaba la canción del estudio y la escuchaba en todos lados… Y que entonces podía decir ‘Le falta una maduración’”, añade.

Soledad precisa que sintió que hizo todo lo que debía para que el disco la represente, la haga sentir bien: “Obviamente, una busca llegar al público propio y no propio, pero en este caso traté de gustarme a mí misma. En Parte de mí siento que soy yo por sobre todos. Si bien participó un montón de gente, no le dejé nada al resto”.

-Queda la idea de que este es el disco que siempre soñaste hacer, lo que resulta ingrato para tu obra pasada.

-En realidad creo que todavía no hice mi mejor concierto ni mi mejor disco. ¿Por qué lo creo? Porque cada vez que levanto me motiva el desafío de ser mejor, de reinventarme. Si el camino todavía es largo, como dice la canción con Kany García (se refiere al corte Quién dijo), está en mi continuarlo, no quedarme acá. Nunca me conformo. Quiero ir por más, lo que no necesariamente quiere decir que resulte mejor. Pero sí, quiero cantar de otra manera, aggiornarme… Quiero ser todas las Soles: la que fui, la que soy y la que seré. Por eso este disco se llama Parte de mí. Viene a unificar esta historia, tan contada, tan resonada, con lo que vendrá. Es un punto de encuentro muy fuerte. Y no es disruptivo, es un engranaje.

Contar cosas

De todo el tracklist de Parte de mí, por inventiva se impone Fiesta en el sur, un pop caribeño en el que, con ayuda de Carlos Vives, Sole avisa que el planeta así no resiste y confiesa que no le importa si el dólar sube o si este virus viene de la China.

Tópicos que se actualizaron al momento de la publicación con incendios, imprevisibilidad cambiaria y el agravamiento de una pandemia que tiene en jaque al planeta.

“La escribimos hace dos años –revela Sole–. Fiesta en el sur es como una foto. Pero como Argentina se repite, y se repite mucho, esa foto puede ser tanto en blanco y negro como en color. La música popular siempre ha tenido este lugar de contar las cosas. Siempre me gustó el folklore por esto, porque contaba cosas. Yo puedo hacerlo, aunque nunca con el dedo acusador, no me sale ese gesto”.

“Tengo mi opinión pero trato de no involucrarla en la canción –prosigue–. Pero me gustó el desafío de hacerlo algo más testimonial. Hice varias canciones así… Tengo una sobre mi generación, la del ’80, que se refiere a lo que viví inconscientemente en cuanto a contextos sociales, culturales y políticos… Fiesta en el sur era más superficial en su comienzo, pero con Carlos empezamos a tirar frases y hacernos preguntas”.

-¿De qué tipo?

-Onda ‘¿Cómo le dicen ustedes a los que te mienten o son vivos?’, me preguntaba ‘¡Turro!’, le contestaba yo. Él valora mucho nuestras formas de decir, por eso en este disco abundan ‘La Gringa’, ‘La Valeria’, ‘el turrito’. La frase que iba a ir en lugar del virus era “y si Gardel no nació en Argentina”. Pero como el virus ya es parte de nuestro día a día, no podía faltar.

-El disco tiene varias mujeres: Claudia Brant, Kany García, India Martínez, Paula Fernandes. ¿Querías estar a tono con una vibración de época?

-Podrían ser las dos cosas: quería estar en sintonía y se dio naturalmente. Pero si hay algo de lo que me enorgullezco, es que no estoy detrás de lo que está bien. No me gustan las modas. En el caso de Kany e India, tengo una relación que va más allá de la música. Somos mujeres de mucho carácter que intentamos hacer las cosas a nuestra manera. Porque nos pasó que nos dijeran “vos sos mujer y hacés música, entonces te tenés que mostrar de determinada manera” y no hicimos caso. Invitar a Paula Fernández fue una idea de Claudia Brant. La conozco a Paula, he ido a Brasil a cantar… En la zona gaúcha hay muchas mujeres de campo, de sombrero, que incluso cantan chamamé. Cuando me proponen hacer algo con ella, me pareció natural y conectamos de inmediato. Viajé a Brasil en un comienzo, pero resolvimos el tema con Paula allá, Claudia en Los Ángeles y yo acá… Con ella pude, pero no con (el mejicano) Carlos Rivera… Quiero decir, no fue adrede la participación de tantas mujeres. Estás los productores (además de Carlos Vives, Martín Velilla, Andrés Leal, Cheche Alara, Juan Blas Caballero y Rodolfo Lugo), Matías Carrica y Los Auténticos Decadentes, una banda de muchachos. Y numerosa.

-Otra revelación del Zoom para Latinoamérica es que 2019 fue un año muy duro, en el que incluso temiste por tu voz.

– 2019 fue parte del proceso del disco. Fue duro. Aprendí a liberar a una Sole que tenía dentro. Cuando digo liberar, quiero decir mostrar las canciones sin pudores. Este fue un proceso que empezó en lo personal. Cumplir 40 años no es un dato menor.

-Que vos, la nena imparable del folklore, cumplas 40, hace caer muchas fichas.

-Imaginate cómo cae a mí. ¡Mis hijas me lanzan unas frases! Cuando mi mamá tenía 40, la veía como una señora. Pero yo no me veo así, ni a palos. Sigo siendo una nena que juega con la música. Mi viejo, que me ayudó mucho, estuvo viendo de afuera mi carrera pero siempre aconsejándome. Llegar a esta edad me ayudó a despegarme definitivamente de eso. “Che, ¿pero recién a los 40 te das cuenta de algo así?”, me dicen algunos. Y sí, mis procesos fueron lentos. Aprendí eso, y que soy analítica. A pesar de que soy gringa y exploto enseguida, conmigo me tomo mi tiempo. Con la voz pasó que… No sé, hubo momentos en los que no disfrutaba cantar. Pasó en este disco, de hecho. Por eso se demoró tanto. No quería cantar las canciones por cantarlas. Quería disfrutarlas. Todo lo que me dijeron que haga para mejorar, lo hice. Stretching, cuidar mi cuerpo (me advirtieron “el ritmo que llevás no es para vos”), cambiar mi alimentación. Te cuento una rápido para que no te aburras.

-Dale.

-Me encanta correr. Antes de salir de gira por Estados Unidos, me quise poner en forma y me quebré el metatarso. Viajé sin darme cuenta de que estaba fracturada y seguí corriendo. Me dolía un montón. Y un buen día el traumatólogo me dice “Tenés que hacer tres meses de reposo; si no, no se suelda”. Bueno, seguido a eso, llevé a mi hija a la pediatra, que es una amiga y me dice “Che, estás medio disfónica”. “¿Sabés que vivo así? Y no me puedo recuperar tan fácil como antes; estoy hinchada, además”, le planteo. “Hacete unos estudios, no vaya a ser que seas celíaca”. Me los hice, pum, intolerante al gluten. Lo único que conservo son las pastas de mi abuela los domingos, pero nada de harinas para el resto de los días. Así empezó un proceso. El cuerpo está hablando. Aprendí mucho de mí, empecé a valorar cosas que hice antes y que, en el frenesí, las había pasado por arriba.. Hice una revisión.

Sole bajó algunos cambios y se purificó. (Sony Music)

-Bueno, lo que suena acompaña el proceso que describís…

-Más allá de que esté segura con todo, siempre es bienvenida una opinión de quien me conoce tanto tiempo. Incluso a los chicos de Sony les pido “díganme las cosas”. Si hay algo que me ha hecho muy mal, eso es la obsecuencia. Ayudás dando una opinión sincera y objetiva.

–Hay un dato numérico que me llamó la atención: el disco sale a 9.009 días de tu debut en Cosquín.

-No lo hice yo al cálculo. Armamos un grupo de prensa en el que está el cordobés Diego Senesi y en él sacaron la cuenta. Si hay algo que no hago en mi vida es sacar cuentas. No sé lo que gano, cuánto gasto… Lo mío siempre fue intuición. Si me fundo, mal intuición. 9.009. El 9 me encanta porque soy de (El Club) 9 de Julio de Arequito. Lo tengo en remeras y buzos. Pero el 9 significa que algo finaliza para reiniciarse o reinventarse. Me gusta “reiniciar” y no “iniciar” como si lo pasado no contara.

-¿Así que sos desapegada con el dinero?

-Me pasó una cosa: cuando cumplí 21 años, tenía el sueño de comprarme una camioneta. Una Toyota. Ahorré, ahorré, ahorré. Ponía la plata en un sobre de papel madera y un día le dije a mi mánager “Tomá, quiero que me compres mi regalo de cumpleaños”. Una vez que llegué a esa camioneta, la vendí al poco tiempo y no me importó más el tema de los autos. Qué se yo, las cosas que deseé, las tuve. Pero siento que hay cosas que no son importantes. Quise invertir en este disco, en cómo difundirlo, en defenderlo. Me encantaría tener una casa con vista al río, pero no soy una persona que necesite tener mucho. Vivo bien acá (en Arequito). Después, más tenés, más tenés que sostener. Yo estoy en otra: dispuesta a demostrar que puedo reinventarme Tengo 40 y hace 25 que hago esto. Podría descansar, pero no, quiero ir por más.

En vivo

Soledad presentará Parte de mí el lunes 12, a las 21 y desde el Movistar Arena. Será un show en streaming que podrá verse desde movistararena.com.ar

soledad_1602029917.jpg
Soledad vive un momento de calma tras años de puro frenesí. (Sony Music)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *