Expectativas en el sector musical por los avances de cara al posible regreso de los espectáculos para el verano

Luego de una reunión virtual efectuada este miércoles por la tarde entre actores del sector cultural y turístico, agentes provinciales y el COE, el horizonte empieza a dibujarse con más claridad en relación al regreso de los espectáculos artísticos con vistas a la próxima temporada estival.

“La idea es que la temporada pueda funcionar lo más cerca de lo normal posible. Se están armando los protocolos para volver a funcionar”, expresó Franco Srur, dueño de la sala Studio Theater y miembro de la Cámara de Espectáculos que agrupa a unos 300 espacios y productores a nivel provincial.

Si bien por el momento la fecha prevista para el regreso de los eventos culturales adaptados a las medidas sanitarias está pautada para comienzos de enero –cabe recordar que la próxima temporada de verano se extenderá oficialmente hasta abril de 2021-, Srur estimó que para “finales de diciembre” ya podrían volver a realizarse shows con distanciamiento social.

“Obviamente que en los espacios al aire libre y con gran circulación de aire, si están con los protocolos adecuados y con distancia, va a ser más fácil. Pero no quita que no se pueda hacer en un lugar cerrado, siempre y cuando tengas circulación de aire, extractores e inyectores”, analizó el también productor de eventos de café concert y fiestas temáticas.

Respecto a la capacidad que se habilitaría para los eventos, se habló de un 40 o 45% en relación a las habilitaciones de cada espacio. “Está bastante mejor de lo que teníamos pensado”, admitió Srur, que comenta que desde la Cámara se contemplaba como posible una cifra cercana al 30%. Estos porcentajes propuestos ayudan a acercarse más fácilmente al punto de equilibrio entre ingresos y egresos.

“Las butacas más cercanas al escenario se tienen que eliminar”, indicó el responsable de Studio Theater, que destacó la necesidad de controlar la circulación de gente en las entradas y salidas de cada función. En este sentido mencionó la posibilidad de diagramar horarios diferenciados de ingresos según sectores, para evitar la aglomeración de espectadores.

Ante este escenario, Srur es optimista. “Salieron todos contentos. Está bastante cerca”, resumió sobre la reunión que plasmó los avances de cara a una vuelta regulada a la actividad.

“No deja de ser una buena noticia”, agregó el productor, que viene insistiendo desde hace meses con la necesidad de establecer protocolos factibles que permitan el regreso a la actividad.

“Yo tenía pensado cerrar en enero, pero puede reconfigurarse el negocio histórico de Studio a partir del turismo”, añadió en relación a las expectativas generadas por la habilitación del turismo interno, sobre todo en una provincia que suele ser uno de los principales destinos vacacionales a nivel nacional.

Músicos

Desde el Sindicato de Músicos de la provincia de Córdoba, Nicolás Kuitca también fue optimista luego de lo planteado en una reunión que, según destacó el representante del sector musical, congregó a todos los sectores interesados en el regreso de los espectáculos artísticos.

“Veo como algo histórico haber sentado a todos estos actores, tanto del gobierno, como de los sectores, los empresarios. Sentarlos a una mesa, que se vean y se escuchen, ya es un montón. Ojalá después devenga en una coordinación de una política pública aplicada”, precisó el integrante del gremio musical.

“Hay muchas cuestiones que requieren de compromiso de todos los sectores. Que haya un protocolo no significa que si la gente hace cualquiera y no lo respeta, o si los trabajadores no lo respetan, no se vayan a contagiar”, añadió sobre aquello que se está trabajando de cara al verano: los protocolos y las condiciones en las que se podrán realizar algunos eventos.

“Está la intención de que, dentro de las posibilidades, algunos festivales se lleven adelante, al menos los que tienen viabilidad de eso. Se puso el ejemplo, hipotético pero concreto, el festival de Cosquín, con la plaza Próspero Molina como un anfiteatro al aire libre, donde pueda haber personas sentadas sin circulación y con distanciamiento. Eso es mucho más factible que algo en un estadio cerrado”, especificó Kuitca, que agregó que las autoridades “ven con muy buenos ojos los formatos de autoeventos”.

“El desafío más grande es que los municipios puedan coordinar entre sí con los distintos protocolos de acuerdo a la situación particular con el turismo”, puntualizó. Y agregó en referencia al alcance de las medidas sanitarias contempladas: “Están previstos hisopados periódicos para todos los personales de trabajo. Se considera a la industria en sentido amplio, no sólo a los artistas. Hay una idea de generar controles recurrentes”.

“Tiene que haber una vuelta a la actividad pero no en condiciones de precarización. Tiene que haber montos mínimos para artistas”, deslizó sobre una problemática de fondo que tiene que ver con la precarización cada vez más profunda de un sector atravesado por la informalidad. “En nuestro sector también está la particularidad de los músicos callejeros, de quienes tocan en bares y restaurantes”, ejemplificó el representante del sindicato.

De todos modos, la visión del organismo que nuclea y representa a los músicos a nivel provincial es optimista de cara al avance de las conversaciones. “Hay una predisposición para la vuelta de la actividad, dentro de un equilibrio muy fino que tiene que ver con la necesidad de la reactivación económica para uno de los sectores más golpeados, pero cuidando una realidad sanitaria muy difícil”, sintetizó Kuitca.

“No es abrir por abrir ni volver de cualquier forma a la actividad, sino súper cuidados. Entendemos que habrá formatos que van a poder volver y otros que van a tener que esperar”, añadió.

“No podemos negar lo que la pandemia dejó a la vista: un sector muy golpeado que además viene arrastrando una precarización muy grande desde hace tiempo, con el ejemplo de situaciones muy tremendas de asistencia alimentaria a sólo dos o tres semanas de empezada la pandemia. La idea es volver y ordenar todo eso”, cerró.

Como en Inglaterra (foto), el regreso a la actividad musical contempla sectores de público diferenciados, poca circulación y prioridad para eventos al aire libre (Facebook).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *