Bob Dylan vendió su catálogo a Universal y fue demandado por la viuda de uno de sus colaboradores

A pocos días de vender su catálogo de canciones a Universal Music Group (por una cifra superior a los 300 millones de dólares), Bob Dylan ha sido demandado por la viuda de Jacques Levy, uno de sus colaboradores más cercanos fallecido en 2004.

La razón: la señora Levy considera que no recibió una justa compensación por un trabajo específico de Jacques, tras realizarse la citada cesión.

El diario New York Post fue quien publicó la información judicial a modo de primicia, luego de que sus periodistas accedieran a un expediente con el reclamo de 7.800.000 dólares en concepto de daños y por la contribución de Levy a Desire, el disco que Dylan publicó en 1976.

Allí, Levy coescribió varias canciones, incluida la emblemática Hurricane.

Isis y Mozambique son otras de sus grandes contribuciones en el marco de una obra que marcó un quiebre en la carrera del trovador folk & roll por cuento, hasta entonces, no era proclive a compartir autorías.

Según el acuerdo al que Bob y Jacques llegaron en 1975, el cantautor figuraría como propietario total de las siete canciones en cuestión, por cuanto su colaborador eventual sólo había realizado un “trabajo por encargo”. No obstante ello, por escrito se decidió que Levy tendría derecho al 35 por ciento de los ingresos que generaran esas piezas.

Así, los herederos obtuvieron, a través de diversas sociedades de gestión de derechos de autor, el dinero correspondiente derivado de la explotación de los temas, ya fuese por su inclusión en producciones audiovisuales, por su reproducción.

Pero la viuda de Levy consideró que el acuerdo con Universal abre otros horizontes, y que ella y sus hijos tienen derecho al porcentaje equivalente a lo obtenido por la venta de esas canciones.

Los representantes de Dylan sólo se pronunciaron al respecto en Pitchfork. Primero, dijeron que los Levy “Han recibido todo el dinero que se les debe"; y luego, tildaron al reclamo como “un triste intento de beneficiarse injustamente de la reciente venta del catálogo”.

Dylan tiene abierto un frente judicial. (AP)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *